Las semillas en nuestra alimentación

Publicada en Publicada en Blog

Las semillas son una parte elemental de la dieta de cualquier ser humano, debido a que son un alimento que el hombre ha consumido desde tiempos inmemoriales y que es parte fundante de cualquier otro alimento como por ejemplo el pan o las harinas.

Las semillas son un pequeño y simple elemento que se encuentra en el fruto de cada uno de los vegetales y hortalizas existentes como también árboles y otras plantas. Algunas de estas semillas son comestibles y otras no, simplemente son el germen para el nacimiento de arbustos, árboles y plantas. En lo que respecta a las semillas comestibles, las mismas revisten de una importancia clave en la alimentación saludable de cualquier ser humano. Son semillas todas las legumbres ( lentejas, alubias, garbanzos…) el maíz en grano, el arroz, trigo, linaza, sésamo, cúrcuma, chía etc

En la alimentación occidental, caracterizada por alimentos ricos en grasas, sales y azúcar, las semillas no tienen una relevancia central y por eso se las considera un agregado poco interesante. En un principio se solían vender en dietéticas o lugares especiales donde la mayor parte del público no llegaba a consumir productos, aunque en los últimos tiempos el conocimiento de las semillas ha crecido en algunos países que están tratando de incentivar una alimentación más saludable y rica, por lo que el acceso a ellas es más fácil puesto que en supermercados las podemos encontrar.

En otras regiones del planeta como Medio Oriente o Latinoamérica, las semillas son de una relevancia central en la alimentación ya que estamos hablando de sociedades o comunidades que le dan mucha importancia a la agricultura doméstica y que obtienen de ellas una clara variedad de nutrientes que no se pueden conseguir en otros alimentos.

Las semillas aportan un sinfín de beneficios a aquel que las consume, por ejemplo, brindan nutrientes, vitaminas y minerales que no se encuentran fácilmente, ayudan a bajar el colesterol y las grasas, aportan fibra que permite una buena digestión y asimilación de otros nutrientes, permiten absorber mejor ácidos grasos necesarios y saludables, sirven como antioxidantes y algunas de ellas también han sido relacionadas con estudios destinados a prevenir algunas formas de cáncer muy comunes hoy en día y directamente involucrados con las formas de alimentación poco saludable que se llevan en las sociedades modernas. Las semillas son fáciles de consumir y la variedad disponible permite lograr una interesante riqueza en sabores, texturas y aromas que hacen que cualquier alimento pueda ser además de más saludable, también más rico y único.

Si deseas tener más información contactar a través de la web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *